Adopta Presidente Trump medidas contra importaciones de acero y aluminio: México y Canadá excluidos.

El 8 de marzo de 2018, el Presidente de EE.UU., Donald Trump, firmó las proclamaciones relativas a las investigaciones en materia de seguridad nacional en contra de las importaciones de acero y aluminio. De conformidad con la decisión, EE.UU. establecerá un arancel de 25% a la importación de acero y de 10% para las importaciones de aluminio. México y Canadá fueron excluidos de la medida.

De conformidad con la conferrencia de prensa del Presidente Trump, la Unión Americana aplicará las siguientes medidas:

Las importaciones de acero estarán sujetas a un arancel de 25%, mientras que las de aluminio enfrentarán un arancel de 10% en EE.UU.

  • México y Canadá quedarán exceptuados del pago de arancel durante el proceso de modernización del TLCAN.
  • En el caso de otros países, el Presidente de EE.UU. anunció que revisarán la relación con otros aliados de la Unión Americana, en particular, la situación en materia de defensa para determinar excepciones adicionales a las medidas.
  • El incremento de aranceles entrará en vigor 15 días después de la firma de estas proclamaciones.

    De conformidad con las proclamaciones, en las próximas semanas las importaciones de acero y aluminio deberán pagar un arancel de 25% y 10%, respectivamente, al ingresar a la Unión Americana.

La exención de estos aranceles para importaciones de México y Canada permitirá a ambas naciones continuar con la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). La Administración Trump adoptó esta exención como medida de presión para que ambos países flexibilizen sus posturas en el proceso de renegociación.

Por lo que respecta al incremento de aranceles en EE.UU. al acero y alumninio, habrá que esperar a conocer la determinación de los países específicos que la Unión Americana también excluirá de las medidas; así como las reacciones de aquéllas naciones que quedarán sujetas a las mismas, para conocer el impacto que éstas tendrán en el contexto del comercio internacional.

Para conocer los detalles específicos que regirán las excepciones mencionadas anteriormente será necesario esperar la publicación de estas proclamaciones.

La Ley de Expansión Comercial de 1962 permite al Ejecutivo estadounidense investigar el efecto que las importaciones de un determinado producto están causando en materia de seguridad nacional y, en su caso, adoptar las medidas necesarias para eliminar sus efectos. La utilización de este tipo de instrumentos por parte de la Administración Trump constituye un precedente peligroso para que otras industrias le requieran una actuación similar.

Las autoridades estadounidenses han efectuado numerosas investigaciones al amparo de esta Sección. Sin embargo, únicamente dos habían concluido con la adopción de medidas en contra de las importaciones de terceros países: los embargos petroleros adoptados por EE.UU. en contra de Irán en 1979 y en contra de Libia en 1982.

En 2017, EE.UU. importó 29 mil millones de dólares en productos de acero sujetos a la investigación 232. El principal proveedor de estos bienes fue Canadá con envíos superiores a 5 mil millones de dólares. México, por su parte, se ubicó en el tercer lugar de la proveeduría con una participación del 9%.

Por lo que respecta a las importaciones de aluminio de EE.UU., en 2017, registraron más de 17 mil millones dólares. Canadá fue el principal proveedor al mercado estadounidense, con una participación de 40%. México, por su parte, se ubicó en el décimo primer lugar de la proveeduría, con envíos por 262 millones de dólares.
Informacion iQOM