Viernes, 01 Abril 2016 12:29

Uruguay, a la vanguardia en la generación de energía en base a fuentes renovables

La política energética en Uruguay constituye una política de Estado. El país ha realizado una fuerte apuesta a las energías renovables y cuenta con importantes oportunidades para la incorporación de nuevas fuentes de energía, en especial las renovables no tradicionales. (pdfVer informe completo en decmexico.com)

Uruguay está a la vanguardia en el mundo en la generación de energía en base a fuentes renovables. La participación de 56% de energías renovables en la matriz primaria (2014) está muy por encima del promedio mundial (9,3%). A su vez, en 2015, el 92% de la generación eléctrica se originó a partir de fuentes renovables, mientras que el promedio mundial es de 22%.

Las inversiones realizadas por Uruguay también resultan muy relevantes comparadas con otros países. Tanto el gobierno como los actores privados han realizado importantes inversiones en el sector: entre 2010 y 2015 totalizan más de US$ 7.000 millones. Esto significa que el país invirtió más del 3% del PIB anual en infraestructura energética.

El último informe de la REN 21 ubica a Uruguay en el quinto puesto mundial en relación al nivel de inversiones en energías renovables como porcentaje del PIB. En particular, se destaca la incorporación de la energía eólica a la red eléctrica. Según este informe, Uruguay fue en 2014 el país que incorporó mayor capacidad eólica per cápita. Dado que en 2015 y 2016 se incorporarán aún más MW de potencia eólica Uruguay continuará liderando este ranking en los próximos años.

El modelo uruguayo para el estímulo de los sectores energéticos renovables se ha convertido en un referente a nivel global. En particular, se destaca el logro de incorporar una fuerte participación privada en la inversión a través de innovadores esquemas de promoción que no otorgan subsidio. A modo de ejemplo, la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA) incluye en su guía para el diseño de subastas de energía renovable ejemplos de los llamados realizados por UTE.

Por otro lado, Uruguay se ubica en la octava posición en Climascopio 2015, ranking elaborado por el BID y Bloomberg dedicado a evaluar la inversión y distribución de energías limpias en las 55 naciones en desarrollo más importantes del mundo. Uruguay sobresale como la economía en desarrollo con el marco más propicio para la inversión en energías limpias. En tanto, el Consejo Mundial de la Energía sitúa a Uruguay en el cuarto puesto a nivel mundial en cuanto a la sustentabilidad de su sistema energético.

Uruguay posee diversos recursos naturales para el desarrollo de las energías renovables. Un alto caudal hídrico, vientos constantes y predecibles, irradiación solar uniforme a lo largo de todo el territorio y un sector agroindustrial pujante propician las oportunidades para la generación a partir de hidráulica, eólica, solar y biomasa.

En los últimos años Uruguay experimentó una importante modificación en su sector agropecuario, con una fuerte expansión en la producción de rubros como la soja, el arroz y el trigo. Adicionalmente, el país ha mostrado un importante desarrollo de las actividades forestales. En este contexto, se ha incursionado en experiencias de generación de energía a partir de cáscara de arroz, caña de azúcar, celulosa, sorgo dulce y madera.

Esta transformación ya se refleja en la matriz energética nacional. En 2014 el 36% de la energía provino de la biomasa y de este porcentaje más de dos tercios provino de residuos de biomasa o biocombustibles. Esto contrasta con 10 años atrás, cuando la leña representaba el 91% de la biomasa utilizada.

La política de apuesta por la energía eólica también ha resultado muy exitosa. Entre 2008 y 2015 se instalaron 25 parques por una potencia total de 850 MW. Para 2016 se estima que la capacidad instalada alcanzará 1.200 MW y cuando estén todos los proyectos en funcionamiento, la capacidad de generación eólica será de 1.600 MW. Esta gran inversión fue posible gracias a un variado menú de opciones; hubo parques construidos exclusivamente por UTE en modalidad de leasing, financiados por privados, con capitales mixtos y completamente privados.

La política energética en Uruguay, una política de Estado

La Política Energética 2005-2030 se ha transformado en una política de Estado y establece los lineamientos en el campo de la energía a nivel nacional con una mirada a largo plazo. Aprobada por el Poder Ejecutivo en 2008, fue ratificada por una comisión multipartidaria de energía en el Parlamento en 2010. En el marco de esta política, se hace una fuerte apuesta a la diversificación de la matriz energética y a la incorporación de fuentes autóctonas, en particular energías renovables.

En línea con los objetivos de la política energética se ha desarrollado un completo marco normativo enfocado en el desarrollo de las energías renovables. En el régimen general de inversiones la Ley 16.906 y su último decreto reglamentario (decreto 02/012), se incluyen a las energías renovables dentro de la utilización de tecnologías limpias que generan incentivos adicionales. Por otro lado, el Decreto 354/009 otorga incentivos tributarios específicos para el sector de energías renovables. El atractivo régimen de promoción permite que las industrias que inviertan en generación de energía renovable financien hasta el 80% de esta inversión a través de las exoneraciones impositivas.

Informe Uruguay XXI

 

 

istanbul evden eve nakliyat istanbul evden eve nakliyat Şehirlerarasi evden eve nakliyat
istanbul evden eve nakliyat uluslararası evden eve nakliyat ev eşyası depolama ofis taşımacılığı sosyal güvenlik
şehirlerarası evden eve nakliyat evden eve nakliyat şehirlerarası evden eve nakliyat evden eve nakliyat şirketleri ev eşyası depolama istanbul nakliyat 3d film indir
evden eve nakliyat şirketleri ofis taşımacılığı evden eve nakliye evden eve nakliyat firmaları şehirlerarası evden eve nakliyat