Martes, 01 Septiembre 2015 11:15

Los países de América Latina más afectados por la recesión en Brasil

Las cifras del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) confirman así lo que muchos esperaban o temían: la recesión ya es un hecho en Brasil, que enfrenta el escenario económico más sombrío de los últimos años y quizá décadas.
AGOSTO 29, 2015BBC Mundo

womandec01sep

Brasil, la mayor economía latinoamericana, entró oficialmente en una recesión que según analistas puede extenderse dos años e impactar de diversas formas en otros países de la región.
El Producto Interno Bruto (PIB) brasileño se contrajo 1,9% entre abril y junio respecto al primer trimestre del año, cuando también tuvo un retroceso de 0,7% según los datos oficiales divulgados este viernes.

Las cifras del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) confirman así lo que muchos esperaban o temían: la recesión ya es un hecho en Brasil, que enfrenta el escenario económico más sombrío de los últimos años y quizá décadas.

Se esperan “dos años de caída del PIB, algo nunca visto en este país“, dijo a BBC Mundo la economista Margarida Gutierrez, profesora de la Universidad Federal de Río de Janeiro.

Brasil nunca tuvo dos años seguidos de recesión desde 1948, cuando comenzó el IBGE a recopilar sus datos, aunque sí sufrió una contracción en 1930 y 1931 por las consecuencias mundiales de la llamada Gran Depresión.

Ahora el retroceso es atribuido al ajuste fiscal que impulsa el gobierno de Dilma Rousseff y la caída de los precios de las materias primas, pero también a los escándalos de corrupción en Brasil y la crisis política que debilitan a la presidenta.

De esta forma, la economía brasileña que en la década pasada deslumbraba al mundo es vista hoy como un creciente lastre para una Latinoamérica también inquieta por las turbulencias en China.

¿Qué países latinoamericanos sentirán más esta caída de Brasil?

Mercosur el primero

Los especialistas coinciden en que los socios de Brasil en el Mercosur (Argentina,Paraguay,Uruguay y Venezuela) son los más expuestos a la recesión del principal miembro del bloque.

En Argentina, donde también hay un estancamiento económico, el gobierno ya admite abiertamente esa preocupación.

“Lo acuciante que vemos es Brasil, por la caída de la actividad, porque la mejor proyección para 2015 de ese país es 2% de recesión”, indicó el viceministro argentino de Economía, Emmanuel Alvarez Agis, el jueves.

Y agregó que esa merma de actividad es más perjudicial que la devaluación del real brasileño, que este año se depreció frente al dólar más que otras monedas latinoamericanas, lo que encarece las exportaciones al gigante sudamericano.

Entre enero y julio las ventas de los socios del Mercosur a Brasil cayeron 23% en dólares respecto al mismo período del año pasado, incluso más que las de toda América Latina al país (21%), según cifras del ministerio brasileño de Desarrollo.

A su vez, las exportaciones de Brasil al resto del Mercosur y a Latinoamérica también cayeron en dólares, aunque menos: 13% en ambos casos.

México al alcance

Pero la crisis brasileña, que incluye un alza del desempleo (7,5%), la inflación (9,56%) y el déficit presupuestario primario, puede afectar mucho más que el comercio en la región, advierten expertos.

El economista Ernesto Talvi, director de la iniciativa Brookings-Ceres para América Latina, advirtió que si la situación fiscal de Brasil sigue empeorando el país perderá el preciado “grado inversor” que le dieron en 2008 las agencias calificadoras de riesgo.

“Si eso ocurre, las reverberaciones van a ser por el lado financiero” y “la región como un todo, siendo Brasil el gigante, se va a percibir como más riesgosa, entonces la retracción que está habiendo en las inversiones se va a agudizar”, dijo Talvi a BBC Mundo.

Eso postergaría proyectos de inversión y aumentaría los costos de financiamiento de los países, incluso aquellos cuya situación macroeconómica es percibida como más sólida, como Chile,Perú o Colombia, señaló.

“Va a haber diferenciación, pero todos van a ser golpeados. Chile y Colombia van a serlo: si miras lo que pasó (en ambos) con la retracción de capitales, ha sido muy fuerte y eso lo notas en las depreciaciones de sus monedas”, sostuvo.

Los analistas creen que los efectos de la crisis brasileña pueden llegar hastaMéxico, aunque en menor grado debido a la mayor distancia de ese país con Sudamérica y su cercanía con Estados Unidos, cuya economía da señales de recuperación.

México puede aparecer como una opción latinoamericana más atractiva para los inversores, pero tal vez juegue en su contra una mayor percepción de riesgo en los mercados emergentes en general ante los problemas de China y Brasil.

La contracción brasileña ya afecta directamente a empresas multinacionales de México que apostaron al mercado sudamericano.

Por ejemplo, se han reportado caídas de las ventas en Brasil de firmas mexicanas como la franquicia embotelladora de productos Coca-Cola Femsa o la empresa de autopartes Rassini.

Los observadores creen que esta coyuntura pondrá a prueba las palabras del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, quien al recibir a Rousseff en mayo habló de duplicar en una década los US$9.200 millones de comercio bilateral que México y Brasil tuvieron en 2014.

 

 

istanbul evden eve nakliyat istanbul evden eve nakliyat Şehirlerarasi evden eve nakliyat
istanbul evden eve nakliyat uluslararası evden eve nakliyat ev eşyası depolama ofis taşımacılığı sosyal güvenlik
şehirlerarası evden eve nakliyat evden eve nakliyat şehirlerarası evden eve nakliyat evden eve nakliyat şirketleri ev eşyası depolama istanbul nakliyat 3d film indir
evden eve nakliyat şirketleri ofis taşımacılığı evden eve nakliye evden eve nakliyat firmaları şehirlerarası evden eve nakliyat